[infobox]Alfonso Ariza[/infobox]

[twocl]”Alfonso Ariza, pintor de lo intangible. Su obra es arte de ensoñación, exaltación de lo sublime.”[/twocl]

Cada lienzo es una ventana a la vida donde soplan vientos de libertad y esperanza. Alimentado de susurros y visiones, el Maestro pasea su mirada desprevenida de niño por la inmensidad de lo creado en busca del sentido último de la existencia. Entonces se interesa por el espacio vacío como señal de infinitud, entendiendo que la naturaleza no es un escenario limitado donde recrear los sentidos, sino ante todo un puente para llegar al alma. El paisaje trasciende el concepto clásico de lo mimético y armonioso para cumplir una función semántica primordial, envolver y transformar al espectador. Como “la mujer de trigo”, el hombre requiere despojarse de sí mismo, sacudirse del polvo del camino, mirar al horizonte abandonado lo que queda atrás , y dar el primer paso hacia una nueva experiencia: la paz interior como fruto de la reconciliación consigo mismo, en este sentido la producción plástica de Alfonso Ariza rompe las fronteras de lo pictórico. Su mensaje es el de la catarsis, el cual solo puede interpretarse con la ayuda de un metalenguaje que supera las apariencias y penetra hasta la esencia misma de las cosas.

En los cuadros del artista, ocupan un lugar protagónico el espacio y el color, en el primero el sutil manejo del punto de vista aleja al espectador de su entorno para trascenderlo al mundo suprarreal de la obra. En cuanto al cromatismo, opera en la unidad perfecta con la temática plasmada mediante la exteriorización del estado anímico del pintor . En “mujer que corre” , el verde intenso remite a la alegría de llegar a la meta, mientras que en “el vigilante” las tonalidades terreas transmiten la agonía de un individuo que presiente el ocaso de la humanidad.

Consciente de un orden superior Alfonso Ariza subraya a la vez la hermosura de lo inmediatamente conocido, y la necesidad de alzar los ojos más allá del sol para descubrir sendas que conduzcan a la plenitud. Solo mediante la reflexión se puede encontrar el camino.

Claire Boistard, Francia.
Ministère des Affaires Etrangères.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *